El uso de las TICs es una herramienta muy útil pero no exenta de riesgos.
Aquí encontrarás información y recomendaciones en dos aspectos clave: cómo proteger tu identidad digital y cómo realizar compras seguras.
Identidad digital segura
IDENTIDAD DIGITAL es toda la información sobre ti que hay en Internet, con independencia de quién la haya publicado o compartido y de que sea cierta o no. Es la información que los otros navegantes tendrán sobre ti, y va a condicionar como se relacionen contigo. Por el valor y la relevancia presente y futura que tiene tu identidad digital, tú tienes que tener el control sobre ella. Es muy valiosa, no sólo para ti; también para otras personas, empresas, organizaciones… y no está exenta de amenazas que podrían perjudicarte. Protégela.
Con el objetivo de proteger tu identidad digital, te mostramos algunas recomendaciones. Sólo tienes que seguir unas buenas prácticas, que encontrás en el apartado Caja de Herramientas.
Nuestra sugerencia es que primero cubras el Cuestionario para chequear tu nivel de conocimiento e incrementar la seguridad y protección de tu identidad digital.
Cuestionario online
Comprueba si tomas buenas decisiones para proteger tu identidad en Internet.
Responde a las siguientes preguntas. Cada pregunta puede tener varias respuestas válidas.
Al final del cuestionario podrás acceder al botón de VER RESULTADOS y aparecerán las respuestas incorrectas en color rojo. Este procedimiento es absolutamente anónimo ya que la web no registrará tus respuestas y por tanto tu identidad no estará expuesta.
1. En tus dispositivos para navegar por Internet deberás:
2. Cuando descargas Aplicaciones de Internet:
3. Cuando crees tu perfil de usuario para proteger mejor tus datos:
4. Si tu dispositivo tiene una webcam:
5. Cuando recibas algún mensaje con un documento adjunto de una dirección desconocida:
6. Tu rastro digital:
7. La utilización de redes Wi-Fi públicas:
8. Hacerte pasar por otra persona, suplantar su identidad:
9. Para compartir una fotografía:
10. De los siguientes datos personales cuáles crees que merecen especial protección:
Caja de herramientas identidad digital segura
Tus dispositivos
Tu Dispositivo es sólo una herramienta. Pero almacena contactos, imágenes y mucha información personal, lo que implica un riesgo para ti. Debe ser seguro para protegerte y proteger a las personas con las que te relacionas.
Las restricciones de los fabricantes disminuyen los riesgo de seguridad; no las anules.

Crea un Bloqueo de pantalla en todos los dispositivos. Comparte la clave sólo con personas de máxima confianza.

Protege tu identidad con una contraseña alfanumérica. La más frecuente en el 2017 fue “123456”. Sé imaginativo, y cámbiala con frecuencia. Utiliza diferentes contraseñas en cada dispositivo, redes y correo. No las compartas.

Utiliza siempre un antivirus; actualizado, adaptado a tu dispositivo y al uso que tú haces de él. Es fundamental para proteger tu identidad en la red.

Actualiza tu sistema operativo siempre desde plataformas oficiales.

Descarga aplicaciones desde sitios web oficiales. Y selecciona sólo las que necesites.

Cuando cambies de dispositivo, recuerda que tienes almacenados miles de datos sensibles: fotos, conversaciones, datos personales… Asegúrate de que queda totalmente limpio borrado / eliminación datos

Tus datos personales
Datos personales son toda aquella información, en cualquier soporte, que permite identificar y describir a una persona en concreto. Constituyen tu identidad digital en internet. Cualquier utilización de tus datos personales no autorizada por ti debe ser denunciada.
Elige qué datos personales vas a compartir en Internet, porque no podrás controlar quién accederá a ellos ahora o en el futuro: nombre, dirección postal, fotografías tuyas o de tu familia y amigos, número de teléfono, ubicación…

Configura tu perfil en Redes Sociales como privado y elige quién puede acceder. La foto de tu perfil traslada mucha información sobre ti. Decide qué quieres transmitir en internet.

Si dispones de Web Cam comprueba con quién interaccionas, y mantenla protegida mientras no la usas.

Protege también la identidad de tu gente (familiares, amigos, compañeros…) no compartas imágenes o informaciones personales.

Si piden tus datos personales al hacer alguna inscripción o registro, asegúrate de que la página es segura; y para qué usarán los datos.

En caso de riesgo o brecha en la seguridad cambia la contraseña, desactiva o elimina tus cuentas.

Cuando recibas un correo o mensaje desconocidos, evita abrirlos; así como documentos adjuntos, o facilitar datos personales, y mucho menos números de cuenta o claves de acceso a cuentas.

Hay programas y aplicaciones que permiten borrar el rastro digital; pero es muy complicado, precisa de muchos pasos, tiempo… y es casi imposible asegurar su fiabilidad al 100%.

Tus interacciones
Los dispositivos son un medio muy utilizado para relacionarnos con otras personas. Las precauciones y medidas de seguridad te protegerán a ti y a ellos por igual.
Antes de abrir una cuenta, página, perfil de redes sociales, revisa las condiciones: lo que aceptas, los datos que te piden, la política de privacidad…, recuerda que si la eliminas, permanecerá unas semanas, y hasta 90 días tus datos podrán seguir en el servidor.
La utilización de redes wi-fi públicas (bares, centros comerciales…) pueden no ser seguras. Has de ser especialmente cuidadoso con tu identidad y datos personales cuando las utilices; podrían ser hackeadas fácilmente.

Cuidado con los enlaces: las invitaciones a ver fotos, los mensajes en otros idiomas, los archivos adjuntos, los supuestos premios que piden tus datos…

Acepta e interactúa sólo con contactos conocidos y seguros.

Utiliza navegadores seguros, que te permitan elegir si quieres dejar constancia de los sitios que visitas. Algunos navegadores incorporan programas que registran todo tipo de información sobre los navegantes.

Comprueba que la identidad real de las personas con las que te relacionas en la red es realmente la que tú crees. Confirma que tus contactos son los que realmente quieres que sean.

Hacerse pasar por otra persona, suplantar su identidad, es un delito. Tampoco se puede entrar con las contraseñas de otro en sus dispositivos.

Recuerda que, para enviar o compartir una fotografía en la que aparecen otras personas, deberías solicitar su conformidad. No puedes hacerlo sin su consentimiento. Lo mismo ocurre si envían o comparten una foto en la que sales tú.

Existen aplicaciones y programas de reconocimiento que identifican imágenes, datos o tus fotos; pueden anular determinada información, pero nunca toda la información.

Recuerda que tus amigos pueden compartir información personal sobre ti (por ejemplo, Facebook). Puedes limitar la información que pueden ver; y debes controlar lo que dicen o comparten de ti.

Compras seguras
El comercio on-line es ya el presente y claramente el futuro en nuestro entorno. España se sitúa por encima de la media de los países de la Unión Europea en el uso del comercio electrónico.
Con el objetivo de que estas compras puedan ser seguras, te mostramos algunas recomendaciones. Comprar en Internet es seguro. Sólo tienes que seguir unas buenas prácticas, que encontrás en el apartado Caja de Herramientas.
Nuestra sugerencia es que primero cubras el Cuestionario para chequear tu nivel de conocimiento e incrementar tu seguridad y protección para realizar compras seguras a través de Internet.
Cuestionario online
Comprueba si tomas buenas decisiones cuando compras por Internet.
Responde a las siguientes preguntas. Cada pregunta puede tener varias respuestas válidas.
Al final del cuestionario podrás acceder al botón de VER RESULTADOS y aparecerán las respuestas incorrectas en color rojo. Este procedimiento es absolutamente anónimo ya que la web no registrará tus respuestas y por tanto tu identidad no estará expuesta.
1. A la hora de comprar por Internet:
2. Las compras en Internet:
3. El Phishing es la suplantación de identidad de páginas oficiales:
4. Si compras un artículo sabiendo que es falso o de origen ilícito:
5. Al crear una cuenta de usuario para comprar online:
6. La diferencia entre la tarjeta de débito y la tarjeta de crédito es:
7. El PIN de tu tarjeta:
8. Cuáles de las siguientes afirmaciones son ciertas:
9. Iupay y PayPal:
10. Una vez realizada la compra por Internet:
Caja de herramientas compras seguras
Sitios seguros

Dispositivos confiables
◾Compra desde dispositivos de tu propiedad o de total confianza.
◾El antivirus y el software deben estar actualizados y ser adecuados para el dispositivo.
◾Analiza tu dispositivo antes de realizar cualquier transacción.

Si vas a conectarte a través de una WiFi, valora que las WiFi públicas suponen mayor riesgo. Las comunicaciones pueden ser interceptadas y tus datos robados. En una WiFi privada puedes configurar las medidas de seguridad.

Tienda online de confianza:
Cuando compres a través de Internet, asegúrate de que la URL es la del sitio en el que quieres comprar y que la dirección empieza por “https” (s de seguridad), en lugar de “http”.
Fíjate en los colores de la barra de dirección del navegador:
Rojo: certificado de seguridad caducado.
Amarillo: Certificado no verificado.
Blanco: certificación normal.
Verde y con el dibujo de un candado: ideal. La comunicación entre el explorador de Internet y la página Web está cifrada.

Phishing es la suplantación de páginas conocidas. Pueden parecer marcas comerciales conocidas, organismos oficiales, entidades bancarias, portales… y no lo son. Podrían robar tus datos personales.

Es importante comprobar que el producto o servicio que vas a adquirir o contratar es lo que realmente quieres: marca, características, autenticidad, precio, posibilidad de cambio o devolución…

Cuando compras artículos sabiendo que son falsos o ilícitos, podrías incurrir en un delito.

Si mientras navegas por Internet, recibes algún correo o anuncio que solicita datos personales o de cualquier otro tipo, no respondas al mensaje ni hagas click en el enlace. Las compañías que operan legítimamente, no solicitan información por estos medios.

Algunas tiendas te exigen crear una cuenta de usuario para comprar; esos datos personales y de pago quedan grabados. Para evitar que utilicen tu cuenta protege tu dispositivo con una contraseña especialmente robusta y la doble verificación (un código que se envía a tu móvil y que debes introducir para finalizar la compra).

Los navegadores permiten la configuración de las cookies (ficheros que solicitan datos). Puedes bloquearlos, eliminarlos o borrarlos.

Medios de pago seguros
Los medios de pago han evolucionado mucho desde el trueque…
El pago contra rembolso es un medio muy seguro: se paga cuando se recibe la mercancía una vez se comprueba que se corresponde con la compra realizada. Otros medios de pago tradicionales que puedes utilizar en internet son la transferencia bancaria y las tarjetas (el medio de pago más utilizado en Internet). Hay dos tipo de tarjetas: de crédito y de débito.

Las tarjetas de débito NO permiten gastar más dinero del que hay en la cuenta corriente que tienen vinculada.

Las tarjetas de crédito permiten fraccionar los pagos que realices con ellas y las compras se realizan contra el límite asignado. Igualmente los recibos se cobran contra el saldo de la cuenta corriente.

La tecnología de las tarjetas evoluciona continuamente e incluyen diferentes tecnologías: bandas magnéticas, chips, biometría (huella digital, reconocimiento facial…).

Existen tarjetas de uso exclusivo para pagos online, o tarjetas virtuales que se “cargan” con una cantidad concreta o se pueden desactivar. Su uso es más seguro.

Los skimmers son dispositivos que copian los datos de la banda magnética, permitiendo clonar las tarjetas. Pueden conseguir el PIN o contraseña a través de cámaras u observación instaladas en el cajero.

El Carding se produce cuando alguien utiliza de forma fraudulenta los datos de tu tarjeta en un comercio virtual. Cuando extravíes o no localices tu tarjeta, contacta con tu banco y la anularán.

No envíes información financiera por e-mail:
◾Datos de tu tarjeta de crédito, número de cuenta, contraseñas…

Siempre es más segura la pasarela de pago que ofrece un banco, verifica la autenticidad de la tarjeta y protege los datos del cliente.

Existen nuevos medios de pago a través de intermediarios o APPs móviles: Paypal, Iupay, Twyp, Bizum… son otras opciones seguras, siempre que el usuario utilice una contraseña “fuerte”: combinando letras mayúsculas y minúsculas, números, símbolos… de más de 10 caracteres.

Las Apps móviles para realizar compras informarán de los mecanismos de seguridad de que disponen, y deben descargarse siempre desde los sitios oficiales.

Una vez realizada la compra por Internet hay que guardar el comprobante y los tickets. Serán fundamentales para cualquier reclamación.

En caso de reclamación, intenta solucionarlo primero con la propia tienda. En caso de duda, te puedes asesorar en la Asociación de Consumidores y Usuarios o presentar una denuncia.

La Ley garantiza que puedes desistir de una compra o contrato sin tener que dar explicaciones en los 14 días posteriores a la recepción del producto o servicio, presentando los comprobantes. Consulta las excepciones a esta ley: comida a domicilio, billetes de avión, reservas de hoteles…

Los datos que tú has proporcionado para una compra online los tiene el vendedor; pero sólo puede usarlos para lo que tú le has autorizado.

Ruta segura
A modo de mapa y para seguir una ruta recomendable hacia una compra segura sigue las respuestas "Sí" marcadas en verde. Si tus respuesta te alejan de la ruta, revisa la información en CAJA DE HERRAMIENTAS.
CUANDO VAS A REALIZAR UNA COMPRA EN INTERNET:
1. ¿El dispositivo desde el que compras es tuyo o de alguien de total confianza?:
2. ¿El antivirus y el software están actualizados?:
3. ¿Utilizarás una conexión WiFi privada y segura?:
4. ¿La tienda en la que vas a comprar es SEGURA?:
5. Si mientras navegas recibes algún correo electrónico o archivo que te pide los datos bancarios. ¿Lo rechazas?:
6. ¿Compruebas que el producto / servicio que vas a adquirir se corresponde con lo que quieres y es auténtico?:
7. Si vas a pagar con una tarjeta bancaria ¿sabes la diferencia entre débito o crédito?:
8. Si para comprar tienes que registrar una cuenta de usuario en una plataforma de pago ¿utilizas una contraseña fuerte? ¿dispone de la doble verificación que envía un código al teléfono antes de finalizar la compra?:
9. Para comprar online, ¿utlizas un intermediario (Paypal, Iupay…) para proteger tus datos y disminuir los riesgos de tu compra?:
10. Si utilizas una Aplicación para comprar, ¿la has descargado de un sitio oficial y seguro?:
11. Una vez realizada la compra, ¿guardas los comprobantes y tickets?:
12. ¿Sabes que puedes desistir de tus compras sin penalización en 14 días y las excepciones a este derecho?:
13. ¿Sabes dónde y cómo reclamara en caso de no conformidad con tu compra?:

Si has seguido esta RUTA, TU COMPRA SERÁ MÁS SEGURA.

Si en tus respuestas hay algún "No" TU COMPRA INCLUYE UN RIESGO. Cuantas más respuestas negativas, MÁS RIESGO.